Mejoras en la central térmica de La Robla

Septiembre de 2016

AEG Power Solutions ha participado para Gas Natural Unión Fenosa en el plan de modernización de la central térmica de La Robla (León), con la sustitución de los antiguos equipos de sistemas de alimentación por nuevas unidades.

Concretamente, se han incorporado los equipos TPRe 125 900 58 PB especial de 900 amperios; TPRe 24 1500 12PB especial de 1.500 amperios; y TPRe 24 250 12 PB especial de 250 amperios con un resultado satisfactorio y estando en pleno funcionamiento en la actualidad.

Estos nuevos equipos aseguran la permanente disponibilidad de energía a todas las cargas conectadas. Cuentan con rectificadores de tiristodes controlados capaces de gestionar adecuadamente la carga de baterías de NICd o plomo y al mismo tiempo suministrar potencia a las cargas conectadas. Pueden ser utilizados también como una fuente de energía de corriente continua sin baterías.

La central de La Robla es una instalación termoeléctrica de ciclo convencional alimentada con carbón, que cuenta con una potencia de 655 MW. Situada junto al río Bernesga, la planta consta de dos grupos térmicos. El grupo 1, que fue conectado a la red en 1971, tiene una potencia nominal de 284 MW, mientras que el grupo 2, de 370 MW, comenzó en 1984.

La central está conectada a la red eléctrica nacional de transporte en alta tensión, y enlaza con los principales centros de generación de Asturias y León. Dispone de dos chimeneas de salida de humos, la del grupo 1 de 120 metros y la del grupo 2 de 200 metros de altura.

Esta información no constituye una oferta, ni solicitud de oferta o de venta. La información puede contener declaraciones a futuro que incluyan, entre otras, expectativas, intenciones, predicciones, estimaciones y suposiciones. Se basan en la evaluación y opinión razonables del equipo directivo y pueden están sujetas a riesgos e incertidumbres fuera del control de la empresa, y por regla general, de difícil predicción.
La dirección no puede, bajo ninguna circunstancia, garantizar los resultados futuros o el rendimiento empresarial, y los resultados reales pueden diferir de los datos expresados o implícitos en las declaraciones prospectivas.
La empresa no asume ninguna obligación de actualización o de revisión de cualquier declaración a futuro contenida en este documento.