"El objetivo es crecer con resultados"

Septiembre de 2016

Javier Gomez

Javier Gomez, Bilbao 1966, es el nuevo director general de AEG Power Solutions Ibérica. Ingeniero de Telecomunicaciones por la Escuela de Ingenieros de Bilbao y MBA de la Comercial de Deusto, Javier Gómez cuenta con una trayectoria laboral de más de 20 años dirigiendo empresas industriales fabricantes de bienes de equipo eléctrico con contenido tecnológico, tales como Ormazabal (Velatia), Ikusi (Velatia), Deusto Sistemas, Thaumat y CYS. Durante su experiencia laboral ha desarrollado proyectos para los principales sectores económicos como generación eléctrica, transporte y distribución eléctrica; extracción y transformación de hidrocarburos e industria petroquímica, redes de telecomunicación, automoción, transporte ferroviario, etc.

¿Cómo describe su aterrizaje en AEG Power Solutions Ibérica?

Mi entrada en la compañía fue de la mano de Jesús María Rodríguez, con quien tuve la oportunidad de fraguar una relación profesional en los últimos años. Juntos colaboramos en asociaciones sectoriales como el Clúster de Energía o Futured, donde se puso de manifiesto nuestra visión compartida del sector eléctrico y de las extraordinarias capacidades de su tejido industrial en el País Vasco. Contamos con la fortuna de tener a nuestro alrededor empresas tractoras líderes como Petronor (Repsol), Iberdrola, Gamesa, Sener, etc. que facilitan que prospere una de las cadenas de suministro de bienes de equipo mejor dotadas de Europa. Este ecosistemas industrial asegura la investigación y desarrollo, tecnología, diversidad de fabricantes y calidad, y que Euskadi sea un enclave estratégico en este campo.

¿Qué sensaciones le ha generado la empresa durante estos meses?

Al llegar a AEG Power Solutions lo que más impresiona es poder integrarme en una organización con más de 125 años de historia. Este liderazgo en experiencia lo he podido vivir al recorrer la sede central de la compañía en Alemania. Pero también con los antecedentes de AEG en Euskadi y su recorrido de más de más 90 años de trayectoria, cuando la empresa se implantó en la ribera de Zorrozaurre para fabricar baterías industriales de la época. Un bagaje fascinante que me atrajo desde el primer contacto. Como consecuencia de esta larga historia los profesionales de AEG atesoran un amplio conocimiento y experiencia. Tengo compañeros que llevan más de 40 años trabajando en la compañía. ¡Imágínate! Otros, sin embargo, son jóvenes que han nacido ya en una sociedad digital. El cruce de talento de esta diversidad está dando unos resultados espectaculares.

¿Cuál ha sido su primera misión en AEG Power Solutions Ibérica?

Lo primero ha sido conocer bien a las personas y dedicar tiempo a comprender las profundas raíces de conocimiento y relaciones que nos han traído hasta aquí y sostienen nuestra actividad económica. Durante estos primeros meses presté una atención y dedicación principal a compartir “tiempo de calidad” con todas las personas de la plantilla, y cada uno pudo ofrecerme su visión. He de agradecer a Jesús Mari Rodríguez que facilitara esta posibilidad al planificar mi aterrizaje con suficiente anticipación. De estas conversaciones con la plantilla surgieron numerosas iniciativas de mejora que posteriormente, junto con las directrices corporativas globales, se han ido convirtiendo en las líneas principales de actuación estratégica.

¿Qué retos se marca para esta nueva etapa?

El primer objetivo de cualquier empresa es generar resultado para sus accionistas. Si además tenemos en cuenta que AEG PS es una compañía cotizada, este reto cobra aún mayor importancia. Cada trimestre los mercados nos escrutan y comparan con nuestros rivales por lo que la tensión competitiva para el logro de resultados es máxima. En este sentido, la rentabilidad que se nos exige tiene tres características. Que sea razonable para nuestra actividad y compare equilibradamente con la competencia; que sea predecible, de modo que las previsiones que realizamos se cumplan y generemos confianza en los inversores; y que sea sostenible a medio y largo plazo. La metodología sobre la que se asientan estos conceptos nos obliga a mantener una disciplina de gestión muy intensa. El segundo objetivo es el crecimiento. Nuestro crecimiento tiene mucho que ver con las competencias territoriales que tenemos asignadas en la filial española, desde donde gestionamos el negocio de la compañía en una extensa región como es Latinoamérica, España y Portugal.

¿Cómo se refleja este crecimiento exterior?

En la actualidad nuestra filial AEG Power Solutions Iberica exporta más de un 80% de la producción, y las previsiones apuntan a que dicha proporción continuará aumentando si el precio del petróleo no sufre una nueva crisis como la vivida recientemente. Latinoamérica ofrece grandes oportunidades a AEG PS que estamos potenciando al máximo. El continente se encuentra en una fase de desarrollo intensivo de sus infraestructuras para mejorar la competitividad de sus economías. Estamos presentes en los principales proyectos del sector de hidrocarburos de la mano de empresas como Pemex, Repsol, Ecopetrol, Petrobras, etc.; en los principales proyectos de generación eléctrica (hidroeléctrica, ciclos combinados, eólica y solar) de la mano de la mayoría de los promotores de la región. Así mismo, tenemos una fuerte presencia entre las utilities eléctricas de transmisión y distribución. Y adicionalmente participamos en las nuevas infraestructuras de vialidad (metros, aeropuertos, autovías, etc.). Es evidente que algunas economías de la región latinoamericana entrañan riesgos, por eso la apuesta de AEG PS es muy selectiva. Aún así, las posibilidades de crecimiento que estamos observando son formidables. Pero las posibilidades de exportación no terminan ahí. Desde España y Portugal también exportamos a otros países a través de los principales contratistas de grandes proyectos internacionales que tenemos aquí. Así, estamos ejecutando proyectos en numerosos países de oriente medio, golfo pérsico y África, de la mano de clientes como Técnicas Reunidas, ABB, Siemens, Acciona, OHL, Intecsa Industrial, Elecnor, Degremont, Sener, Eldu, Initec, GES, TSK, etc. y un largo etc. Todas ellas empresas líderes españolas en ingeniería y ejecución de grandes obras para el sector petroquímico, de tratamiento de aguas, infraestructuras ferroviarias, redes eléctricas, etc.

Esta información no constituye una oferta, ni solicitud de oferta o de venta. La información puede contener declaraciones a futuro que incluyan, entre otras, expectativas, intenciones, predicciones, estimaciones y suposiciones. Se basan en la evaluación y opinión razonables del equipo directivo y pueden están sujetas a riesgos e incertidumbres fuera del control de la empresa, y por regla general, de difícil predicción.
La dirección no puede, bajo ninguna circunstancia, garantizar los resultados futuros o el rendimiento empresarial, y los resultados reales pueden diferir de los datos expresados o implícitos en las declaraciones prospectivas.
La empresa no asume ninguna obligación de actualización o de revisión de cualquier declaración a futuro contenida en este documento.